COMIENZA LA AVENTURA

 

 

Un año más los pequeños de la parroquia parten al pueblo de Egino donde viviran una gran aventura cargada de diversion y entretenimiento en el campamento de nuestra parroquia.

A continuación os contamos como es la aventura de este año, entre brujeria y misterio vuestros hijos se adentraran en la escuela de Magia Adamantun:

 

 Hace muchos años, en un minúsculo pueblo llamado Eguino se creó un colegio de magia llamado ADAMANTUM. En el colegio, se daban clases de historia, pociones, transformaciones, defensa contra las artes oscuras, herbología, deportes, oclumancia y apariciones. Pero no era un colegio normal, los profesores/as y los alumnos/as vivían en él durante el periodo de las vacaciones de verano, concretamente en Julio.

El colegio de magia Adamantum, era un colegio que enseñaba una magia diferente a la que conocemos hoy en día, era una magia especial, una magia interna que tenemos todas las personas, una magia única.

Los alumnos/as eran elegidos de entre todos los niños/as del mundo, para poder ser miembros del colegio Adamantum, y tan sólo los elegidos/as, hacia mediados de Julio recibirían una carta explicando que han sido seleccionados/as. En Adamantum, los alumnos/as se organizan en torno a siete casas, y cada profesor/a es el jefe de cada una de las casas, pero todos ello supervisado por el director del colegio, el señor Diomanto. También estaban los prefectos/as .

Diomanto, era el director y guardián del colegio durante el año, y éste se encargaba de preparar el colegio para que estuviese a punto para los nuevos/as alumnos/as. Era un hombre muy sabio, aunque parco en palabras. Diomanto fue alguna vez alumno del colegio, hasta que consiguió convertirse en director.

Hace 50 años, cuando Diomanto aún era alumno de Adamantum pasó algo en el colegio con otro de los alumnos. Su nombre era Valtimor. Valtimor y Diomanto eran mejores amigos, y en el colegio lo hacían todo juntos, se podría decir que pasaban más tiempo ideando trastadas y descubriendo nuevos pasadizos en el colegio, que tratando de aprobar las asignaturas. Hasta que un día se metieron en un gran lio, y descubrieron una puerta del colegio que guardaba un gran misterio del colegio. Valtimor se obsesionó y no dejaba de intentar descifrar el enemiga y cada vez le dedicaba más y más tiempo, incluso llegando a dejar de lado a Diomanto. Hasta que una noche, Diomanto y Valtimor tuvieron una gran discusión en la sala común del colegio. Diomanto le pedía que lo dejara ya, que no buscase más,  que los profesores/as no eran tontos/as y ya estaban sospechando de él.

Pero Valtimor no lo escuchó, cada día se volvía más oscuro y malo. Llegando incluso a tratar mal a sus compañeros/as del colegio hasta quedarse solo.

Un día, Valtimor volvió a la puerta, esa puerta que tanto anhelaba abrir, y se abrió…

Nunca más se supo de él. Lo buscaron durante todo el verano, años…desapareció. Diomanto trató de buscarlo, y de abrir la puerta, pues sospechaba que pudiera estar ahí, pero no lo consiguió.

La historia de Valtimor pasó a ser una de las historias más contadas en Adamantum, y algunos alumnos/as creían haber visto su espíritu vagando por el colegio… únicamente habladurías.

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Monica (miércoles, 23 julio 2014 23:10)

    Chicos que bien lo estáis pasando se os ve felices.
    Los que hacen verdadera magia son vuestros monitores que os hacen disfrutar cada día . Gracias a todos

  • #2

    Blanca y Mikel Potter (jueves, 24 julio 2014 09:08)

    Nos recuerda mucho al andén 9 y 3/4 que cogíamos nosotros. Disfrutad mucho y que no se escapen las varitas.